international-journal-of-environmental-chemistry-vol-2issue-2-1-638

Investigadores de la UNRN desarrollaron método para el tratamiento de aguas contaminadas con metales pesados. La investigación fue publicada recientemente en dos prestigiosas revistas europeas.

Viedma, 6 de marzo de 2017.- Un grupo de investigadores de la Universidad Nacional de Río Negro (UNRN) y el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Tecnológicas (CONICET), está trabajando con técnicas de nanotecnología para desarrollar una aplicación efectiva para el tratamiento de aguas contaminadas con metales pesados. “El agua es uno de los recursos más importantes para el desarrollo de la vida en la tierra, pero lamentablemente el crecimiento de la población humana y el descuido, han generado niveles alarmantes de contaminación en ríos, lagos e incluso en el mar. Nosotros creemos que la nanotecnología puede contribuir notablemente a la mejora y, fundamentalmente, a la prevención de este problema”, explica el doctor Nicolás Fellenz, investigador del CONICET en la Universidad Nacional de Río Negro. Fellenz, junto al licenciado Pedro Martin, trabajan diferentes líneas de investigación en el campo de la nanotecnología, en el Laboratorio de Materiales Nanoestructurados de la Sede Atlántica de la UNRN.

La contaminación por metales pesados en ambientes acuáticos trae aparejada una enorme amenaza tanto a la salud pública como a los sistemas ecológicos y la vida acuática en general. Así, esta problemática de carácter mundial, ha puesto en evidencia la necesidad de tecnologías de remediación que sean altamente eficientes y a la vez amigables para con el medio ambiente.

Agrega el Dr. Fellenz que “muy recientemente hemos logrado disminuir casi a cero las concentraciones de iones de cromo y de zinc de unas muestras de aguas con presencia de estos metales”. Este logro se basa en la utilización de un sólido adsorbente nanoestructurado sintetizado en la UNRN, en colaboración con investigadores de Universidad Nacional de La Plata y del Grupo de Energía y Química Sostenibles (EQS) de la universidad autónoma de Madrid (Madrid-ICP-CSIC). El nuevo material está constituido por dióxido de silicio (vidrio) y funciones químicas orgánicas que contienen átomos de nitrógeno.

Este avance constituye un importante descubrimiento ya que el cromo y el zinc son metales muy nocivos en lo que respecta a vida acuática, y están asociados a distintas actividades industriales como la metalurgia, curtiembre, minería, acabo de metales, ente otras.

La ventaja de este nuevo material es que, en el caso del cromo, lo que hace es transformarlo químicamente a una especie no peligrosa, y de esta manera se generan menos residuos en el proceso de remediación de las aguas contaminadas” explica el Lic. Pedro Martin, co-autor del trabajo, quien se encuentra realizando su doctorado en Ciencias Químicas en la Sede Atlántica de la UNRN, bajo la dirección del Dr. Fellenz.

Los resultados de esta investigación valieron su reciente publicación como artículos científicos en las prestigiosas revistas Microporous and Mesoporous Materials, de Holanda y Journal of Environmental Chemical Engineering, del Reino Unido.